¿Cómo solicitar un microcrédito en México?

Aun cuando muchas personas suelen manifestar cierto temor a la hora de solicitar un microcrédito, en realidad es una acción que resulta muy correcta siempre que se cuente con condiciones financieras aptas y una posición de pago apropiada.

Este tipo de préstamo se gestiona en los casos en que no es posible solventar una situación de egresos sujetos a un presupuesto ordinario.

Por ello, los microcréditos están dirigidos específicamente a microempresas o personas que desean emprender un negocio en el entorno laboral, cuyo ingreso le permita pagar la deuda adquirida.

Antes de hacer la solicitud de un microcrédito, es conveniente conocer todas las condiciones y características que implica la tramitación, con el fin de evitar tomar una decisión equivocada.

Para evitar que las personas caigan en dudas acerca de este tipo de proceso financiero, a continuación, se explica de forma detallada la mejor forma de solicitar un microcrédito en México.

Audio  

¿En qué consiste un microcrédito?

Los microcréditos son un tipo de préstamo que accede a un monto mínimo y están dirigidos a personas o microempresarios que desean emprender o conformar un pequeño negocio dentro de la actividad productiva del país.

También pueden ser solicitados por microempresas que ya están produciendo y tienen la necesidad de ejecutar un plan de expansión que les garantice un mayor crecimiento y productividad.

Así mismo, este tipo de préstamo es asignado por las entidades bancarias de México o por Instituciones de Microfinanzas, conocidas como IMF por sus siglas, quienes establecen las condiciones relacionadas con la tasa de interés y las políticas de amortización de la deuda.

Una de las ventajas que tienen los microcréditos es que pueden destinarse para el emprendimiento de pequeñas empresas en las comunidades alejadas de los suburbios, donde los servicios financieros son escasos o nulos.

Audio  

¿Qué caracteriza a un microcrédito?

En México los microcréditos pueden ser solicitados tanto en entidades bancarias como en las IMF, por lo que las condiciones de monto mínimo de solicitud y requisitos de ingresos dependen directamente de cada empresa.

Por ejemplo, las IMF online hacen préstamos mínimos de $1,000 en adelante hasta un máximo de $40,000 (en el caso de Creditea), los cuales deben pagarse en plazos establecidos por éstas, que oscilan entre un día y 10 años.

Lo mismo ocurre con los porcentajes correspondientes a las tasas de interés, las cuales dependen directamente del monto a solicitar y las condiciones propias de cada entidad.

Igualmente, en México, hay dos tipos de microcréditos a saber:

Microcrédito Individual: Se trata de un préstamo que se establece bajo un esquema parecido al de los créditos que otorgan las entidades bancarias. El mismo, es otorgado a personas emprendedoras que deciden montar un negocio dentro de una actividad productiva determinada.

En este caso, la atención y el acompañamiento por parte de la entidad que hace el préstamo es mucho más personalizada.

Las personas que solicitan este tipo de microcrédito deben contar con una garantía prendaria o un aval para que la petición sea autorizada, tomando en cuenta que el monto de este préstamo es superior al que asignan a los grupales.

Microcrédito grupal: Se refiere al préstamo que una entidad financiera hace a un grupo de personas (más de cinco) pertenecientes a una misma comunidad que no cuentan con una garantía propia pero que deben hacerse responsables frente a los compromisos de pago del crédito.

Para hacer una solicitud de este tipo de microcrédito es necesario que las personas se conozcan entre ellas y posean un nivel de confianza alto, tomando en cuenta que aun cuando es grupal los préstamos se hacen a cada miembro del equipo, quienes deben hacer un solo pago semanal o quincenal.

En caso de que alguno de los integrantes del grupo no pueda cumplir con el compromiso de pago los demás miembros asumirán la responsabilidad de éste frente a la entidad que hace el préstamo, pues de lo contrario la institución hace el reporte con una nota negativa al Buró de Crédito.

Esto trae como consecuencia que todos los integrantes del grupo que figuran como prestamistas obtengan una nota crediticia negativa que puede afectarles a futuro al momento de solicitar algún crédito.

Por ello se recomienda hacer este tipo de solicitud en los casos donde todas las personas sean responsables, pues de lo contrario aumentará la deuda, perjudicando a todos por igual.

Audio  

Requisitos para solicitar un microcrédito

Los requisitos para solicitar un microcrédito en México dependen directamente de la entidad financiera a la que se acuda, así como a la cantidad de dinero que se requiera. Sin embargo, la mayoría de las entidades coinciden en los siguientes recaudos:

  •       Registro Federal de Causantes (RFC) de la persona (o personas en el caso del microcrédito grupal) o microempresa que hace la solicitud.
  •       Ser mayor de 21 años.
  •       Documento de identificación del o los solicitantes. En el caso de ser una empresa se entrega el documento de identificación del representante legal de ésta.
  •       Un comprobante del domicilio de la empresa, el o los solicitantes, que tenga una antigüedad de tres años como máximo.
  •       Las últimas dos declaraciones de impuestos de quien o quienes hacen la solicitud, así como la empresa, en caso que aplique.
  •       Los documentos que certifican la garantía prendaria. En este caso puede ser el título de propiedad de un automóvil, un departamento, una casa u otro inmueble. Cuando no se tiene esta garantía se consigna un aval.
  •       Por lo general las entidades bancarias piden los estados de cuenta y otros datos financieros del o los solicitantes, para asegurar que éstos tienen capacidad de pago y verificar su posición crediticia.

Audio  

¿Qué considerar antes de solicitar un microcrédito?

Solicitar un microcrédito a un banco o una IMF representa un compromiso delicado al que debe prestarse atención para evitar posibles inconvenientes a futuro. Por ello, lo más recomendable es tomar en cuenta algunos aspectos antes de tomar esa decisión. Entre ellos los que más destacan son:

  •       Tener bien claro cuál es la capacidad de pago con la que cuenta el o los solicitantes. En caso de que se trate de una empresa ésta debe contar con la solidez económica para ello.
  •       Solicitar información acerca de las dudas que existen sobre las condiciones y términos del microcrédito a los promotores de la entidad financiera en la que se hará el trámite.
  •       Buscar información relacionada con los beneficios del microcrédito que se desea solicitar.
  •       Tener claras las condiciones en las que se puede solicitar un microcrédito individual o grupal.
  •       Evitar firmar un contrato de microcrédito si no se está conforme con lo que establecen sus cláusulas.
  •       Solicitar al promotor su número de teléfono o el de la entidad, con el fin de comunicarse con él en caso de que surja alguna duda o inconveniente.

Tasa de interés

La tasa de interés que suelen cobrar las entidades financieras es el porcentaje que se aplica al capital que éstas han prestado, el cual generará intereses según el plazo y capitalización establecidos.

Aun cuando son microcréditos, algunos de ellos hacen préstamos de montos altos, por lo que la tasa de interés varía dependiendo de las condiciones relacionadas con los lapsos de amortización o en casos de un proyecto nuevo o en etapa productiva de una microempresa.

En el caso de México, las tasas de interés para los microcréditos son muy altas, tanto así que algunas alcanzan tasas anuales superiores al 100%, debido a que todos los procesos que incluyen el reclutamiento, aprobación y mantenimiento de clientes rurales que solicitan pequeños préstamos tienen un costo elevado.

Por consiguiente, el margen de ganancia de la entidad que otorga el microcrédito incrementa notablemente la tasa de interés de estos préstamos, por tanto, resulta efectivo siempre que los solicitantes del crédito se administren responsablemente.

Debido a esta condición, lo más aconsejable es revisar y consultar con varias instituciones acerca de los porcentajes de tasas de interés que manejan al otorgar un microcrédito e inclinarse por aquella que más beneficios aporta, dependiendo de la condición financiera del solicitante.

Otros pagos y comisiones

Todos los contratos relacionados con el otorgamiento de un crédito por parte de un bando o una IMF tienen establecidos en sus cláusulas algunos pagos por concepto de comisiones que por lo general no explican bien a quien hace la solicitud del préstamo.

Por ello, lo más recomendable es que antes de firmar la solicitud de un microcrédito la persona lea detalladamente todas las cláusulas del

contrato para evitar malos entendidos relacionados con los pagos por amortización, cancelación, entre otros procedimientos.

De esa manera, es posible hacer la estimación adecuada acerca de los montos que deberán pagarse por encima del capital propio del préstamo.

Plazo del microcrédito

Tal como ocurre con los créditos comunes, los microcréditos otorgados por entidades financieras establecen diferentes plazos para el pago, dependiendo de la cantidad prestada y el número de fracciones en que se dividirá el capital.

Por supuesto, entre más plazo exista para pagar la deuda la cuota a cancelar será mucho más pequeña, afectando poco el presupuesto, mientras que en los plazos más cortos el monto de cada cuota será alto.

Sin embargo, cuando el capital se divide en más fracciones el monto a pagar a largo plazo será mayor por concepto de intereses.

Es por esa razón que la decisión acerca de los plazos para el pago de un microcrédito responde a la condición y capacidad de pago que tenga el solicitante, por lo que se deja a su criterio.

Cantidad de dinero del microcrédito

El monto del microcrédito que se solicita a una entidad financiera depende directamente del tipo de proyecto que se desea ejecutar, la tasa de interés que maneja la institución, así como la capacidad de pago de la persona a quien se le otorga el préstamo.

En ese sentido no se puede olvidar que los intereses a pagar son equivalentes a un determinado porcentaje del capital solicitado. Esto quiere decir que cuanto mayor es ese capital el pago de los intereses aumentará, incrementando también la cantidad de dinero a pagar.

Por consiguiente, los expertos recomiendan tomar en cuenta estos aspectos para poder cumplir con los compromisos de pago correspondientes a cada cuota.

Entidad financiera

Las entidades financieras a las que se puede acudir para solicitar un microcrédito en México son:

Instituciones bancarias: Se trata de las entidades financieras que ofrecen tasas de interés más bajas a la hora de solicitar un microcrédito, pero también son las que más requisitos exigen para autorizarlo. Algunas de ellas son: Banamex, BBVA Bancomer, Banorte, HSBC México, Santander, Financiera Bajío y ABC Capital.

Estas instituciones suelen exigir altos ingresos mensuales y movimientos de cuenta, así como un historial crediticio impecable, pues no suelen otorgar créditos a quienes no cumplan con estas condiciones.

Sociedades financieras: Se refiere a sociedades que se dedican a otorgar microcréditos personales destinados al desarrollo de negocios en cualquier sector productivo, las cuales son más flexibles en sus requisitos. Estas son: Sociedad Financiera Popular (SOFIPO), Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo (SCAPS) y Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (SOFOM).

Instituciones de Microfinanzas (IMF): Se trata de un sistema destinado a la prestación de servicios financieros como el otorgamiento de microcréditos por un monto que oscila entre los $ 50 y los $ 1000, los cuales se invierten en proyectos productivos para emprendedores de forma individual o grupal.

Entre las IMF más confiables de México se encuentran Konfio, Kueski, Prestadero, Cubo Financiero, UNIKO, Bankaool, Conekta, Pago, Saldo y Bitso.

Audio  

Preguntas Relacionadas

¿Cuándo se recomienda solicitar un microcrédito?

Los microcréditos pueden solicitarse cuando los dueños de una microempresa o los emprendedores necesitan adquirir capital de trabajo o activos fijos para impulsar el crecimiento de su negocio. En ese sentido, los expertos consideran que los fondos provenientes del microcrédito se deben destinar a cubrir aquellos gastos que no es posible solventar a través del presupuesto disponible. La ventaja de esto es que se irán pagando en cuotas de forma paulatina.

 

¿Cuáles son los usos más comunes para un microcrédito?

Los microcréditos en México suelen destinarse para: · Compra de unidades de transporte y repuestos para las ya existentes en la empresa. · Pagos de mano de obra, materias primas e insumos. · Remodelación por ampliación o rediseño de la empresa. · Reposición de efectivo e inversiones a corto plazo. · Compra de mobiliario, materiales, equipos y maquinaria a operar en la empresa.

 

¿Cómo saber si la tasa de interés está dentro de los marcos legales?

Tomando en cuenta que la tasa de interés para microcréditos es alta, lo más recomendable para los solicitantes de estos préstamos es investigar acerca de la normativa legal que rige este aspecto en la legislación mexicana y compararla con la tasa de usura que le oferta la entidad financiera. En vista de que no todas las entidades se rigen por un porcentaje de interés fijo, lo más adecuado es indagar en varias de ellas para hacer el contrato con aquella que más se adapta a la solicitud del usuario.

 

Audio - ¿Cómo solicitar un microcrédito en México?
Audio - ¿En qué consiste un microcrédito?
Audio - ¿Qué caracteriza a un microcrédito?
Audio - Requisitos para solicitar un microcrédito
Audio - ¿Qué considerar antes de solicitar un microcrédito?

Otros Artículos de Financiar Populares



Fecha Modificada - 11/13/2019

Por favor, puntúe esto


Los comentarios están cerrados.