REMEDIOS PARA LA TENSIÓN ARTERIAL ALTA

5/5 (1)

La presión arterial alta o la hipertensión es una condición típica en la que la presión a largo plazo de la sangre contra las paredes de las arterias es lo suficientemente alto como para causar problemas médicos, por ejemplo, enfermedades coronarias.

La tensión circulatoria es la medida de la presión de la sangre que bombea el corazón por el torrente sanguíneo. Cuanta más sangre bombee su corazón y cuanto más pequeñas sean sus arterias, mayor será su presión.

Uno puede tener hipertensión o presión arterial alta durante un período de tiempo considerable sin tener síntomas. De hecho, incluso sin efectos secundarios, el daño a las venas y el corazón avanza hasta que se puede identificar. La hipertensión no controlada aumenta su peligro de problemas médicos como ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

La hipertensión en general se crea a lo largo de muchos años y afecta a largo plazo. Afortunadamente, la hipertensión puede ser identificada efectivamente y controlarse.

Audio  

Signos y Síntomas

La gran mayoría de personas con hipertensión no tiene signos ni efectos secundarios, independientemente de si las lecturas de tensión circulatoria alcanzan estados anormales peligrosos.

 

            Una presión arterial normal se considera estar en los límites de 120/80; después existe una etapa de pre-hipertensión y luego hipertensión arterial.

 

  • Menor que 120/80: Presión normal – sin embargo hay que revisar los valores muy bajos ya que también existe la presión arterial baja, aunque es menos común.
  • Entre 120/80 y 140/90: Principios de hipertensión
  • Más de 140/90: Hipertensión

 

Síntomas comunes son el dolor de cabeza, mareos momentáneos y ver “lucecitas” o tener problemas de visión. Zumbido de oídos, rubor facial, pulso rápido.

 

Algunas personas con hipertensión pueden tener migrañas, dificultad para respirar, hemorragias nasales, vómito, sin embargo, estos signos y efectos secundarios no son explícitos y en su mayor parte no ocurren hasta que la hipertensión llega a una etapa extrema o peligrosa.

Audio  

Razones

Hay dos tipos de hipertensión o presión arterial alta. Hipertensión básica e hipertensión secundaria.

 

Para la mayoría de los adultos, no hay una razón reconocible para la hipertensión pero hay varios factores de riesgo como lo es el estilo de vida, alimentación, estrés y otros. Este tipo de hipertensión, llamada hipertensión básica, en general crecerá poco a poco durante muchos años. Algunas personas tienen hipertensión provocada por una condición fundamental. Este tipo de hipertensión, llamada hipertensión secundaria, en general se mostrará repentinamente y causará un pulso más alto que la hipertensión básica.

 

 

Diferentes condiciones y medicamentos pueden provocar hipertensión secundaria, incluyendo:

 

  • Apnea de descanso

 

  • Problemas renales

 

  • Tumores de órganos suprarrenales

 

  • Problemas de tiroides

 

  • Ciertas deformidades (innatas) en las venas

 

  • Ciertos medicamentos, por ejemplo, medicamentos anticonceptivos, descongestionantes, analgésicos de venta libre y algunos medicamentos respaldados por médicos.

 

  • Drogas ilegales, por ejemplo, cocaína y anfetaminas.

Audio  

La conexión entre el estrés y la presión arterial alta.

El estrés y la hipertensión largo plazo pueden estar conectados, pero encontrar una manera de disminuir el estrés puede mejorar su bienestar general, incluida la tensión circulatoria.

 

Las circunstancias molestas pueden hacer que su tensión circulatoria aumente de manera incidental, sin embargo, ¿el estrés también puede causar hipertensión a largo plazo? ¿Podrían cada uno de esos picos de tensión circulatoria alta relacionados con el estrés momentáneo causar hipertensión a largo plazo? Los especialistas no están seguros. Sea como sea, es recomendable tomar medidas de control de estrés y practicar ejercicio tres a cinco veces por semana durante 30 minutos. El ejercicio ayudará a mantener las arterias en buen estado, mejorará la salud de su corazón y disminuirá el estrés.

Su respuesta al estrés puede influir en su tensión circulatoria.

 

Su cuerpo libera una gran cantidad de hormonas cuando se encuentra en una circunstancia desagradable. Estas hormonas incrementan brevemente su esfuerzo circulatorio al hacer que su corazón lata más rápido y que sus venas y arterias tengan más presión.

 

No hay evidencia científica exacta de que el estrés independiente de cualquier otro factor cause presión arterial alta a largo plazo. De cualquier forma, responder al estrés de formas indeseables puede aumentar el riesgo de presión arterial alta, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

 

Ciertas prácticas están relacionadas a la presión arterial alta, por ejemplo,

 

  •     Fumar

 

  •     Beber mucho licor

 

  •     Comer alimentos no nutritivos (altos en grasa, harinas, etc.)

 

Además, la enfermedad coronaria podría estar relacionada a:

 

  •     Ansiedad

 

  •     Depresión

 

  •     Aislamiento de seres queridos

 

Los incrementos en la presión arterial relacionados en el estrés pueden ser emocionales. Cuando el estrés desaparece, su tensión circulatoria vuelve a ser normal. Sin embargo, incluso los picos transitorios y regulares en la tensión circulatoria pueden dañar sus venas, corazón y riñones de una manera similar a la hipertensión a largo plazo.

Audio  

Consecuencias de la hipertensión arterial alta

 

  • Insuficiencia cardíaca.
  • Infarto del corazón.
  • Arritmias cardíacas.
  • Muerte súbita.
  • Aneurismas
  • Pérdida de la visión (retinopatía hipertensiva).
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Accidente Vascular hemorrágico (derrame).
  • Demencia por microinfartos cerebrales
  • Arterioesclerosis

Los ejercicios que disminuyen el estrés pueden reducir la tensión circulatoria.

Disminuir la sensación de ansiedad puede no reducir de manera legítima la tensión circulatoria a largo plazo. Sin embargo, el uso de metodologías para lidiar con el estrés –como la práctica de ejercicio- puede ayudar a mejorar su bienestar de diferentes maneras.

 

 

 

Hay numerosas formas de manejo del estrés. Por ejemplo:

  • Simplifica tu calendario. Si tiene la posibilidad de que generalmente se sienta agobiado, tómese un par de minutos para auditar su agenda y planificar el día. Busque actividades que ocupen su tiempo, pero no son esenciales para usted. Programar menos tiempo para estas actividades o prescindir de ellas totalmente.

 

  • Respira para descansar. Tomar respiraciones profundas y moderadas puede permitirle relajarse.

 

  • El movimiento físico es un destructor de estrés efectivo. Simplemente asegúrese de obtener la aprobación de su especialista antes de comenzar un programa de actividades si le han diagnosticado hipertensión.

 

  • Prueba el yoga y la meditación. El yoga y la contemplación fortalecen tu cuerpo y te ayudan a relajarte.

 

  • Descansa mucho. No tener descanso suficiente también es un riesgo de presión arterial y no es bueno para el estrés.

 

Audio  

Los factores de riesgo para la hipertensión básica incluyen:

Edad: el peligro de hipertensión aumenta a medida que un individuo aumenta de edad debido a que las venas se vuelven menos flexibles.

 

Antecedentes familiares: las personas que tienen parientes cercanos con hipertensión tienen un peligro fundamental de padecerlos ellos mismos.

 

Herencia étnica: los individuos afroamericanos tienen un mayor peligro de crear hipertensión que otros individuos.

 

Obesidad y Sobrepeso: las personas que tienen sobrepeso y obesidad tienen mayor riesgo de padecer hipertensión.

 

Sexo: en general, la hipertensión es más típica entre hombres adultos que mujeres adultas. En cualquier caso, después de la edad de 55 años, el peligro es el mismo para ambos.

 

La inactividad física: la falta de actividad y tener un estilo de vida sedentario aumentan el peligro de hipertensión.

 

Fumar: El tabaco hace que las venas se contraigan, provocando una mayor tensión circulatoria. Fumar también disminuye el contenido de oxígeno en la sangre, por lo que el corazón va más rápido para reponer esa falta de oxígeno, causando una expansión en la tensión circulatoria.

 

Consumo de alcohol: beber en medidas no razonables de alcohol puede aumentar significativamente la tensión circulatoria e incrementar el peligro de enfermedades del corazón, apoplejía y latidos cardíacos impredecibles.

 

Rutina de alimentación: muchos expertos en salud pública afirman que una rutina de alimentación rica en grasas y sal provoca un alto riesgo de hipertensión. No obstante, la mayoría de los dietistas enfatizan que el problema es el tipo de grasa en lugar de la cantidad.

 

Las fuentes vegetales de grasas, por ejemplo, aguacates, nueces, aceite de oliva y aceites omega, son energizantes y ayudan a limpiar las arterias. Las grasas trans y saturadas que son típicas en alimentos procesados y comida rápida son terribles para la salud.

 

Colesterol elevado: más del 50 por ciento de las personas con hipertensión tienen colesterol elevado. Un régimen de alimentación que contenga mucha grasas no saludables puede hacer que el colesterol se desarrolle en las arterias y se quede impregnado, reduciendo el diámetro de las venas y produciendo mayor presión arterial.

 

Estrés: como se mencionó en el apartado anterior, es un factor de riesgo.

 

Diabetes: las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de crear hipertensión. La utilización recomendada de insulina y el control constante de la glucosa pueden disminuir el peligro a largo plazo de las personas con diabetes tipo 1 que crean hipertensión.

 

Las personas con diabetes tipo 2 están en peligro de hipertensión debido a la glucosa alta, al igual que los diferentes elementos, por ejemplo, ciertos medicamentos, enfermedades cardiovasculares fundamentales, y sobrepeso o rigidez.

 

Embarazo: las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de crear hipertensión que las mujeres de una edad similar que no están embarazadas. La preeclampsia es un problema placentario que puede generar tensión circulatoria a dimensiones peligrosas.

 

Apnea del reposo: este problema hace que las personas dejen de respirar mientras duerme, también puede provocar hipertensión.

 

Audio  

Aquí hay remedios caseros o enfoques para combatir la presión arterial alta.

  • Camina y haz ejercicio constantemente. El ejercicio es un destacado entre las mejores cosas que puede uno hacer para bajar la presión arterial alta. Ya que ayudará a aumentar la elasticidad de las arterias, mejorará la salud del corazón y los pulmones, y disminuirá el estrés.

 

  • Disminuyendo el consumo de sodio. El sodio hace que el cuerpo retenga líquido lo que significa mayor cantidad en las venas y arterias de líquido para transportar, lo que crea mayor presión sobre las mismas.

 

  • Beber una menor cantidad de alcohol.

 

  • Coma más alimentos ricos en potasio.

 

  • Reducción de la cafeína. Es sabido que la cafeína aumenta el ritmo cardiaco, lo que hace que haya más sangre circulando en mayor velocidad y aumente la presión.

 

  • Averiguar cómo supervisar la presión. Normalmente hay varias medidas para llevar un control de presión arterial. Hoy en día existen instrumentos sencillos de utilizar que uno puede tener en casa.

 

  • Comer chocolate o cacao sin azúcar.

 

  • Aumentar el consumo de fibra.

 

  • Reducción de la masa corporal total o pérdida de peso. La obesidad es un gran factor de riesgo para la hipertensión arterial.

Audio  

Preguntas Relacionadas

¿Cuándo ver a un médico por presión arterial alta?

Lo primero será mantener un chequeo rutinario donde pueda controlar su presión arterial, si usted tiene algún síntoma de los mencionados o sospecha de presión arterial alta puede acudir a cualquier centro de salud a que tomen su presión. Por lo regular la presión arterial es dañina a largo plazo, cuando más pronto se la diagnostique mayor probabilidad de evitar cualquier consecuencia. Si tiene síntomas graves acuda a su médico de inmediato.

 

¿Qué es una presión arterial dañina?

Una emergencia hipertensiva es un incremento extremo en la tensión circulatoria que puede provocar un derrame cerebral.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para la presión arterial alta?

Los antecedentes familiares son los factores más comunes para la hipertensión. Si sus padres u otros familiares cercanos tienen presión arterial alta, existe la posibilidad de que también la contraiga. Otra es la edad. Mientras más edad tenga, más se puede esperar que tenga presión arterial alta. Algunos factores adicionales que pueden aumentar el riesgo de tener hipertensión secundaria incluyen la obesidad; diabetes; estrés; Ingesta inadecuada de potasio, calcio y magnesio; consumir alcohol en grandes cantidades y con frecuencia, consumo de tabaco. El colesterol alto y el sedentarismo también son factores de riesgo.

 

Audio - REMEDIOS PARA LA TENSIÓN ARTERIAL ALTA
Audio - Signos y Síntomas
Audio - Razones
Audio - La conexión entre el estrés y la presión arterial alta.
Audio - Hay numerosas formas de manejo del estrés. Por ejemplo:
Audio - Los factores de riesgo para la hipertensión básica incluyen:
Audio - Aquí hay remedios caseros o enfoques para combatir la presión arterial alta.

Otros Artículos de Salud y Belleza Populares



Fecha Modificada - 10/20/2019

Por favor, puntúe esto


Los comentarios están cerrados.